Reconocimiento de suelos de la provincia de O'Higgins. 1957

Thumbnail

Autor:Diaz V, Carlos; Alcayaga C, Sergio; Aviles S, Carlos; Narbona G, Manuel

Serie Documental: Agricultura Tecnica

El estudio de suelos de la provincia de O'Higgins comprende una superficie de 220.140 hectareas, que corresponden a la superficie cultivada. El trabajo de reconocimiento se efectuo en la escala 1:100.000 utilizando las planchetas del Instituto Geografico Militar y las fotografias aereas en escala 1:70.000. En la provincia pueden distinguirse tres unidades geomorfologicas: la cordillera de la Costa, la cordillera de los Andes y el llano central, donde se desarrolla la casi totalidad de la agricultura. Los rios principales son el Cachapoal y el Tinguiririca, cuya principal caracteristica es su regimen de estiajes invernales y creces de primavera y verano; junto con sus afluentes proporcionan el agua para el regadio. Los datos disponibles sobre el clima de O'Higgins son escasos e incompletos, de acuerdo al standard de clasificacion de Koppen toda la región queda situada dentro de la zona de clima templado-calido con Estación seca prolongada (seis a ocho meses). De acuerdo con su vegetacion natural, la provincia se encuentra situada dentro de la zona mesomorfica y en ella se distinguen las siguientes formaciones: Estepa de Acacia cavenia; Matorrales arborescentes de la cordillera de la Costa; Matorrales espinosos sub-andinos; y formacion xeromorfica andina. La agricultura constituye una gran fuente de produccion; el sistema de explotacion agrícola es, en general, de tipo mixto donde las formas intensivas y extensivas estan determinadas por factores climaticos y geograficos. Entre las formas intensivas cabe destacar el cultivo de chacras, hortalizas, viñedos, frutales y explotaciones de lecheria; como formas extensivas se consideran algunos cereales, praderas naturales y la explotacion de carbon de leña. Los problemas de caracter técnico que presentan una mayor importancia para la agricultura son: a. La existencia de praderas naturales en suelos bajo riego, b. El bajo consumo de abonos, c. El mal manejo de las aguas de riego, que ha producido dos fenomenos, una erosion laminar, y la formacion de un nivel freatico alto creado por el uso excesivo del agua en sectores de drenaje natural limitado, d. Existencia de suelos que presentan problemas de drenaje debido a su origen: antiguos pantanos, lechos de lagos, etc. e. Las aguas de riego provenientes del rio Cachapoal tienen propiedades fitotoxicas, debido a la contaminación con sales en algunas epocas del año. El estudio de los suelos permitio la clasificacion de 69 asociaciones de suelos, describiendose las series que caracterizan cada asociacion. Se agruparon luego las asociaciones en grandes grupos de suelos; en transitos, cuando los suelos presentaban característicasde dos grandes grupos; en complejos, cuando los suelos existentes en un sector no podian ser separados cartograficamente por la escala del trabajo; y en miscelaneos, los sectores de suelos tan jovenes que no han tenido tiempo de evolucionar. Atendiendo al cuadro de clasificacion y superficie de los suelos, se puede indicar a los pardo no calcicos (16 asociaciones) como los suelos mas importantes de la provincia, ocupan una superficie de 66.770 hectareas. Otros grandes grupos de suelos de gran importancia son: los humic gley (3 asociaciones y 3 complejos) con 21.530 hectareas; los grumosoles (4 asociaciones) con 32.530 hectareas; los suelos aluviales (11 asociaciones y 1 complejo) ocupan una superficie de 24.600 hectareas. De menos importancia, tanto por su superficie como por su menor aptitud agrícola, se encuentran: los planosoles (1 asociacion) con 1.120 hectareas; los suelos organicos o half-bog (3 asociaciones) con 2.690 hectareas; los pinonos (4 asociaciones y 1 complejo) con 9.320 hectareas; los diversos transitos (8 asociaciones) con 19.410 hectareas; los miscelaneos (10 asociaciones) con 11.970 hectareas; y los complejos (3) con 8.430 hectareas. Desde el punto de vista de capacidad de uso de los suelos, puede decirse que aparecen como suelos arables, o sea, dentro de los grupos I-II-III-IV, el 86,05% de la superficie reconocida, lo que corresponde a 189.390 hectareas. Como suelos no arables. Grupos V y VII, aparece el 13,95% de la superficie reconocida, lo que corresponde a 30.750 hectareas. Los suelos fueron tambien clasificados segun su aptitud para el cultivo de la betarraga sacarina; se estimo aptos al 77,84% de la superficie reconocida, lo que corresponde a los grupos 1, 2, 3 y 4 con un total de 171.360 hectareas; como suelos no-aptos se consideraron 48.780 hectareas, correspondientes al grupo 5. La potencialidad de los suelos para el regadio fue estimada y valorada segun la pauta de este departamento, de acuerdo a ella se agruparon los suelos en cuatro categorias. Las tres primeras corresponden a los suelos aptos para ser regados y alcanzan al 85,88% del area estudiada, con una superficie de 189.050 hectareas; la cuarta categoria corresponde a los suelos no-aptos para el regadio, que alcanzan al 14,12 % de la superficie reconocida con una extension de 31.090 hectareas

Enlace:
https://biblioteca.inia.cl/handle/123456789/30214

Citar esta publicación:
Diaz V, Carlos, Alcayaga C, Sergio, Aviles S, Carlos y Narbona G, Manuel ((Dic 1958)) Reconocimiento de suelos de la provincia de O'Higgins. 1957 [en línea]. Agricultura Tecnica. Disponible en: https://biblioteca.inia.cl/handle/123456789/30214 (Consultado: ).
NombreTamaño
NR37021.pdf6.763Mb